La Tortuga y la Liebre

Por Lucas Vilotta

Audio FM Libre 96.9


-¿Cómo podés andar tan tranquilo por la vida? ¿No ves las injusticias, los dramas están ganando, y la gente no reacciona? La verdad, no te entiendo!
-Mirá, el que no está viendo bien, creo que sos vos. Por lo menos en lo que respecta a juzgarme.
-No seas sensible y explicame, desde Gandhi, que ningún pacifista logra algo. Me desespera perder mi tiempo, y especialmente, me desesperan aquellos que no pueden esperar…. ¡No pueden!
-Soy más grande que vos, por ende, vengo viendo injusticias desde antes que vos. La desesperación, a veces inevitable, es mala consejera. Aparte, si pensás todo el tiempo que tenés por delante, te da serenidad; porque las tortugas le ganan a las liebres, y no solo en fábulas.
-Me siento frustrado y solo, no encuentro un líder, y nadie me sigue. Pero estoy muy seguro, no dudo ni un segundo lo que está mal y necesitamos cambiar.
-Refugiate en esa seguridad, esa intuición es un tesoro personal. Mirá, en mis tiempos mozos conocí a personas con ideales, y seguro los siguen teniendo, no los olvidaron, solo están adormecidos, creo.
-¡Claro! Viste que coincidimos, todos están como zombis, inmersos en redes, que de sociales, no tienen nada!
-No sirve juzgar, yo creo firmemente que la gente, atesora “ocultos” esos ideales. ¿Sabes por qué?
-¡Por cobardes, se acomodan y listo!
-No, la mayoría, cuando los expuso y confió en alguien, fue desilusionado, y eso sí que te golpea. Te voy anticipando, golpes duros vas a tener, así polvorita como sos, pero adelante, a levantarse, no se te ocurra quedar caído. Yo aprendí a contagiar más que convencer.
-¿Puedo confiar en vos? Capaz podemos hacer algo juntos, la soledad me desespera.
-¡Dale! La tortuga y la liebre haciendo equipo, serán invencibles.