Macri vuelve al cepo: habrá que pedir autorización para comprar dólares

Es un decreto que aparece en el Boletín Oficial. El tope será de 10 mil dólares por mes. El Gobierno dice que busca proteger al pequeño ahorrista. Anuncios en el BCRA.

El presidente Mauricio Macri firmó este domingo un decreto de necesidad y urgencia que pone límites a la compra de divisa extranjera. Es en los hechos una vuelta al cepo cambiario, restricción que él mismo liberó en 2016, a poco de haber asumido.

El DNU está en el Boletín Oficial y fue publicado de manera extraordinaria un domingo, para que la medida entre en vigencia antes de la apertura de los mercados. Lo que persigue es evitar la fuga de la divisa y trata de impedir que el Banco Central tenga que correr de atrás “quemando” reservas para contener la cotización.

Según informaron desde el Banco Central, el límite para adquirir dólares será de 10 mil por mes, el equivalente a 600 mil pesos mensuales. “Lo que estamos haciendo con esta medida es proteger a los pequeños y medianos ahorristas para que haya mayor liquidez. El control más estricto es sobre los grandes players. Y vamos a estirar el horario bancario de 10 a 17”, explicaron desde la entidad.

Las grandes empresas se verán obligadas a liquidar los dólares de las exportaciones y para el giro de utilidades habrá que pedir autorización previa.

También habrá que pedir autorización para comprar dólares para viajar. La medida entra en vigencia desde mañana y hasta el 31 de diciembre.

El anuncio llega justo antes de que el Senado reciba el proyecto para renegociar o “reperfilar” la deuda local, emitida en pesos, bajo legislación Argentina. El viernes, el Banco Central ya había puesto un freno para que los bancos giren sus utilidades. Podrán hacerlo, pero con autorización previa. Esa limitación se extiende ahora a todas las empresas.

El oficialismo sostiene que lo que implementó no es un cepo, sino una restricción que se implementó en distintas etapas. La medida también busca llevar certidumbre a un mes de las elecciones generales de octubre, que definirán si el presidente sigue después de diciembre o hay cambio de poder político.