Chukel quiere ser restituido en la intendencia de Garaby

El intendente destituido de la localidad de Garabí, Erasmo Chukel, referente de Cambiemos, accionó ante el Superior Tribunal de Justicia para volver al cargo del que fue echado por medio de un juicio político.

Chukel accionó en el Juzgado de Instrucción de Santo Tomé contra los concejales que votaron la medida pero la magistrada Marina Durand se declaró incompetente y mandó el expediente al Superior Tribunal de Justicia.

Según los representantes legales del intendente destituido, no correspondería alejarlo del cargo porque “no se siguieron los pasos que la legislación establece para los juicios políticos, como ser que el concejal denunciante no participe del proceso de enjuiciamiento”.

Además, consideran que la medida del Concejo Deliberante se debe ratificar por medio de una consulta popular con los vecinos.

Erasmo Chukel había sido procesado en 2018 por el delito de abuso sexual agravado por tratarse de una víctima menor de edad. Luego de esto, el Concejo Deliberante de esa localidad lo destituyó por ese hecho y por haber evitado la presentación de los balances contables de la Municipalidad desde el año 2015, durante su anterior período de gobierno.

También se lo desplazó por haber recortado, supuestamente en forma arbitraria, los recursos que estaban destinados al funcionamiento del Concejo Deliberante. Pero la determinación de echarlo surgió a partir de su procesamiento en una causa por abuso simple de una niña de 12 años.

La denuncia fue realizada el 31 de agosto de 2017 por la madre de la supuesta víctima. Según el expediente, los sometimientos habrían sido descriptos por la menor en un cuaderno que la madre encontró, y con ese escrito realizó una denuncia en la Comisaría de Gobernador Virasoro.

En el trámite de la causa, el intendente declaró como imputado. También lo hizo la denunciante, y se le tomó declaración en Cámara Gesell a la menor. Posteriormente se hicieron peritajes caligráficos y telefónicos que corroboraron la posibilidad de certeza de los hechos denunciados. Este año fue procesado por este hecho.

El jefe comunal, en su descargo público, había negado el abuso y sostuvo que es víctima de “una operación política” en su contra. Seguirá en libertad mientras continúa el proceso judicial. Sin embargo, fue destituido y más allá de lo que suceda en el ámbito judicial, por ahora, el municipio sigue a cargo de la viceintendenta Claudia Nonino.