Internaron a un bebé de un año intoxicado con alcohol.

Existe la posibilidad de que uno o ambos padres, le hayan dado de beber bebidas alcohólicas para dormirlo. Los médicos advirtieron que podría tener consecuencias y secuelas.

El bebé de un año y medio, se encuen­tra internado en el hospital de la localidad de San Roque y su cuadro es delicado. La Policía lo halló y mostraba síntomas de una intoxicación alcohólica. Se desconocen los motivos por los cuales le dieron de beber bebidas alcohólicas.
Todo comenzó cuando una mujer de apellido Bravo concurrió a una dependencia policial el pasado jueves y denunció a su ex marido, de apellido Leiva, porque “se había llevado al bebé de ambos sin su consentimiento”. El sujeto tiene antecedentes de violencia y una orden judicial le impide acercarse a su ex pareja.
Los efectivos policiales trasladaron al menor al hospital local para realizar exámenes de rutina, fue entonces que los médicos constataron que tenía una gran cantidad de alcohol en sangre. Al mismo tiempo, los médicos deter­minaron que su madre también se encontraba al­coholizada.
Mientras se espera por la evolución del niño, las auto­ridades judiciales ordenaron llevar a cabo un análisis socioambiental para determinar la situación de ambos padres y el contexto en el que se cría el menor. Las actuaciones sumariales están a cargo de la Comisaría de San Roque.
Fuente: Corrientes Hoy