Los detenidos por la violación en Liebig están alojados en alcaidía de Santo Tomé

El fiscal de la causa confirmó que la menor de 14 años fue alcoholizada y drogada con estupefacientes, y que el proceso judicial se inició por “abuso sexual con acceso carnal”.

Ratificó que los implicados son tres jóvenes, uno de los cuales ya declaró.

El fiscal de Instrucción de Santo Tomé, Facundo Cabral, explicó ayer que los tres detenidos por el caso de la estudiante de 14 años que fue drogada y violada en el cementerio de Colonia Liebig, fueron trasladados a la alcaidía satotomeña, donde se hallan alojados en este momento.

Confirmó, según datos arrojados por la investigación, que la chica fue alcoholizada y drogada con estupefacientes antes de ser sometida por los tres implicados, cuyas edades son: 17, 20 y 22 años. En otro orden de cosas precisó que la menor aún se halla bajo control médico, y que se recupera de las lesiones, en tanto que uno de los detenidos decidió colaborar con la Justicia y realizó declaraciones, explicó el fiscal ante FM Radio Dos.

Respecto de si conocía a los detenidos, Cabral, señaló que “ella conocía al menor de 17 años y a los otros los conocía circunstancialmente. La niña estaba en un estado de shock y no le dio muchos detalles a la madre, estaba psicológica y físicamente muy mal”, remarcó.

Por otra parte sostuvo que según advirtió “fue un ataque grupal porque fueron tres personas, que son las que están detenidas”.

Opinó al respecto que “es el segundo hecho que tenemos de similares características. El anterior ocurrió hace un tiempo en Alvear. Fue un chico que conoció en Facebook a una chica, le dio de tomar agua en su casa. Hay un detenido por esa causa”, sostuvo.

En cuanto a qué sustancias utilizaron para drogarla, el fiscal contestó que “no se sabe todavía, cuando -la chica- llegó a la casa todavía tenía efectos de lo que consumió. La madre no entendía qué le pasó, le mandó a bañar, la nena le cuenta lo que pasó y la madre hizo la denuncia”, resumió.

Con respecto a una posible privación ilegítima de la libertad -ya que se supo que estuvo ausente de su casa por 12 horas-, Cabral explicó que “todavía no tenemos con claridad eso. Por ahora tenemos abuso sexual con acceso carnal”. Si hubo declaraciones de los detenidos, el fiscal mencionó que “hubo declaraciones de uno de los detenidos que tiene que ser ratificada en sede judicial”.

Caso

El conmocionante hecho sucedió el pasado viernes 17 de mayo en la localidad correntina de Colonia Liebig, en el límite con Misiones. Según la denuncia, esa tarde una adolescente que cursa la secundaria avisó a sus padres que iría hasta la casa de una amiga en busca de algunos apuntes. En el camino, se encontró con un joven conocido, quien la llevó aparentemente engañada hasta un lugar donde se hallaban otros dos muchachos.

Los cuatro habrían fumado y también ingerido bebidas alcohólicas. Los investigadores también creen que el grupo pudo haber colocado algún tipo de droga en la bebida de la menor para disminuir su estado de conciencia. Así la habrían llevado hasta un lugar donde la tuvieron cautiva hasta el sábado a la madrugada.

La estudiante fue abandonada en inmediaciones del cementerio de Colonia Liebig, donde fue hallada deambulando por una mujer, que inmediatamente le brindó asistencia y contactó a la familia.

Horas antes la madre de la víctima había radicado una exposición en la Comisaría del pueblo alertando sobre su desaparición.

Al reencontrarse con su hija, la mujer advirtió que estaba sin ropa interior y el resto de sus prendas presentaban manchas de sangre, motivo por el cual la trasladó de urgencia al Hospital “Miguel Sussini” de Gobernador Virasoro. Los médicos constataron que presentaba lesiones compatibles con un abuso sexual, por lo cual se activó el protocolo para víctimas de ataques sexuales.

En base a los datos aportados por la víctima, la Policía de Corrientes detuvo a los tres jóvenes que habrían cometido los abusos.