Macri les pidió a los empresarios que hagan público su apoyo a los precios congelados y aseguró que le ganará a Cristina

Coincidieron en que el abastecimiento es uno de los puntos clave para que el programa funcione. "Se lo vio muy optimista de cara a las elecciones. Ratificó que este es el camino", aseguró uno de los presentes

En una reunión casi protocolar con empresarios, el presidente Mauricio Macri se mostró confiado en que Cambiemos logrará un triunfo en las próximas elecciones. Al menos ese fue el mensaje que transmitió a los cerca de 20 directivos de empresas alimenticias y supermercados que participaron esta mañana de una reunión en la Casa Rosada.

En el encuentro, donde también hablaron el ministro de Producción y Trabajo Dante Sica y el secretario de Comercio Ignacio Werner, se selló el llamado "pacto de caballeros" donde los directivos de las principales empresas alimenticias se comprometieron a mantener el precio de unos 64 productos de consumo básico durante seis meses. Macri les agradeció por el compromiso pero también les pidió que salgan a apoyar públicamente el acuerdo de precios, una medida que —como él mismo reconoció— no le gustó tomar, según comentaron a Infobae algunos de los asistentes.

"El presidente habló de su reelección. Se lo vio muy optimista de cara a las elecciones. Ratificó que este es el camino, a través del equilibrio fiscal y que el desafío para el próximo presupuesto es lograrlo bajando el gasto pero también con menos impuestos", aseguró uno de los presentes.

"Los funcionarios explicaron que en este contexto, un acuerdo voluntario de precios era el menor de los males frente a otras propuestas que estaban haciendo desde la oposición (e incluso desde Cambiemos) como la Ley de Góndolas o un control de precios abrupto. Era una solución intermedia", indicó otro de los empresarios.

La charla comenzó con palabras de Sica y Werner. Luego, desde el sector empresarios, solo hablaron unos pocos de los directivos, entre ellos Rami Bathie, de Carrefour, y Daniel Funes de Rioja, presidente de la Copal. Las palabras finales fueron las del presidente Macri.

Los funcionarios explicaron que en este contexto, un acuerdo voluntario de precios era el menor de los males frente a otras propuestas que estaban haciendo desde la oposición

Algunos de los directivos que participaron del encuentro fueron Luis Pagani de Arcor, Martín Cabrales de la empresa de café Cabrales, Alfredo Coto de supermercados Coto, Federico Braun, de supermercados La Anónima; Javier Goñi, de Ledesma; Amancio Oneto, de Molinos Río de La Plata; y Mariano Bosch, de Adecoagro, entre otros.

"Nos dijo que el acuerdo de precios no era una decisión ideal. Que no era lo que hubiesen querido, pero que era algo de corto plazo hasta que la reformas estructurales terminen de dar sus frutos. Nos alertó que los próximos meses van a ser duros electoralmente, pero está convencido de que van a ganar", contó uno de los asistentes.

Además, según el relato de las fuentes que participaron, el presidente mencionó la idea de que el año próximo la reducción del déficit fiscal permita bajar algunos impuestos.

Nos alertó que los próximos meses van a ser duros electoralmente, pero está convencido de que van a ganar Algunos de los asistentes coincidieron que sus empresas se comprometieron a entregar el producto que tienen disponible, pero que no saben si más adelante —a medida que avance el programa— esa cantidad será suficiente. El abastecimiento es uno de los puntos clave para que el programa funcione.

"Hoy por hoy, tenés algunos productos, especialmente marcas propias de los supermercados que están por debajo del precio de los Precios Esenciales. El problema es que cuando todo el mercado se mueva un poco por arriba en precio, el nivel de demanda va a ser muy alto", resumió un asistente del sector empresario.

Aunque la publicación de la actualización de la Ley de Lealtad Comercial por decreto sorprendió a los empresarios, por otro lado mostraron alivio porque consideran que fue una salida más positiva que el proyecto de Ley de Góndolas, que solo afectaba a los supermercados.

Desde el sector comercial, además, explicaron que recibieron las listas con los precios del programa el miércoles pasado, después de las 16:30 y en la previa a los feriados de Semana Santa, por eso no todos los productos pudieron están disponibles en las góndolas este lunes por la mañana.

Por eso, el ministro Sica remarcó que tendría un contacto permanente y fluido para ver en qué lugares se encontraban dificultades de abastecimiento. "Si siguen subiendo los precios obviamente los productos van a quedar muy desmarcados dentro de la categoría y va a haber problema por una mayor demanda", indicaron.