Con la bendición de los ramos, Virasoro comenzó a vivir la Semana Mayor para la feligresía católica

Al término de una procesión desde hasta la parroquia San Antonio de Padua, se ofició la misa.

Con el Domingo de Ramos, la Iglesia católica comenzó ayer a vivir la Semana Santa, tiempo en que los cristianos recuerdan la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo. Las principales celebraciones se resumen en el triduo pascual, que incluye la misa de la Cena del Señor, la conmemoración de la Pasión y la vigilia pascual solemne.

A lo largo y a lo ancho de la provincia de Corrientes, los sacerdotes presidirán en las catedrales y otros templos diocesanos el ritual tradicional de la bendición de ramos de olivo, la procesión y la lectura de la Pasión del Señor. El jueves 18, comenzará el solemne triduo pascual, con la Misa Crismal, en la que el obispo diocesano bendice los óleos y los sacerdotes renuevan sus promesas. Mientras que, por la noche, con la misa de la Cena del Señor, se realiza el tradicional gesto del lavatorio de los pies. El Viernes Santo, único día que no hay misa, se medita la Pasión del Señor, con el rito de la adoración de la Cruz y hay celebración de la Palabra y Comunión, y el Sábado Santo por la noche se celebra la solemne Vigilia Pascual. A partir de ese momento, los cristianos vivirán la alegría de la resurrección de Cristo, que se prolongará a lo largo de cincuenta días.