Salud continúa con las tareas para prevenir Fiebre Amarilla

En este contexto, se realizó la segunda capacitación a veterinarios de Ituzaingó y de localidades aledañas sobre la toma de muestra de monos muertos por sospecha de la enfermedad.

Además, se capacitó a enfermeros sobre las normas para aplicar la vacuna para prevenir la enfermedad.

En el marco del Plan de Contingencia de la Fiebre Amarilla, el Ministerio de Salud Pública de la Provincia realizó la segunda capacitación para veterinarios de Ituzaingó y la región, sobre toma de muestras de monos muertos, por sospecha de la enfermedad. Además, también capacitó a enfermeros sobre nuevas normas en la aplicación de la vacuna de Fiebre Amarilla.

La actividad fue realizada por la Dirección General de Epidemiología, a cargo de Gustavo Fernández; y la Dirección de Inmunizaciones, a cargo de Angelina Bobadilla.

Sobre la capacitación a veterinarios, el director General de Epidemiología, Gustavo Fernández, indicó: “La actividad se desarrolló en el Centro Cultural de Ituzaingó y tuvo como principal objetivo capacitar a los veterinarios de la región en toma de muestra de aquellos monos que son notificados como sospechosos de haber muerto por Fiebre Amarilla”.

Explicó que los “los monos muertos son el principal sensor que indica que hay posible circulación viral. Una mortandad de monos puede ser sospecha de que esté circulando el virus, por lo tanto, ante esa situación, debe acudir un equipo de técnicos veterinarios para tomar las muestras y remitirlas al laboratorio para su estudio”. Participaron veterinarios de Ituzaingó, Itatí, Ita Ibaté y Villa Olivari, entre otras localidades.

En tanto, sobre la capacitación a enfermeros, dijo que se trató sobre “las nuevas normativas en la aplicación de la vacuna de la Fiebre Amarilla, ya que al estar en una situación epidemiológica particular (presencia del virus en países vecinos), las normativas para Ituzaingó y lo que es el departamento de Santo Tomé, se fortalecieron”.

Agregó que después de esa capacitación “se hizo un trabajo en terreno en la que se tomó un área programática en un barrio, se trabajó en una sala, desde ahí se recorrió el lugar y se realizó un rastrillaje con el fin de cubrir el cien por ciento de la población objetivo con la vacuna de la Fiebre Amarilla”. Participaron enfermeros de isla Apipé, de Villa Olivari, de San Carlos, de Ituzaingó e Ita Ibaté.