Arquitectura hospitalaria: el crecimiento se adaptó a la vanguardia medicinal y técnica

El jefe de mantenimiento edilicio, Antonio Vartan, explicó las bases del plan maestro de obras y los principales ejes estratégicos.

Para mantener la calidad prestacional, el Instituto de Cardiología de Corrientes en el 2015 empezó a programar reformas arquitectónicas. Así se diseñó un plan de crecimiento edilicio que se adaptó a los criterios de flexibilidad y confort, propios de un centro de salud tecnológico y de vanguardia. La base de estos trabajos finalizaron y, en este marco, hoy a las 9 se realizará la inauguración oficial de la primera etapa de obras que se llevaron a cabo en la planta baja.

Las precisiones técnicas fueron brindadas por el jefe de mantenimiento edilicio, Antonio Vartan Nakaschian, quien comentó a El Litoral los detalles del proyecto que implican la remodelación y puesta a punto general de la institución. “La idea directriz del plan maestro de crecimiento edilicio fue principalmente definir la circulación de pacientes versus la técnica de toda la institución. Básicamente, eso se traduce en la apertura del acceso por calle Bolívar para el público en general, a fin de dejar las demás vías abiertas a la circulación técnica (médica o asistencial). Esto surge por la necesidad de crecimiento de los servicios asistenciales, sobre todo porque tenemos una muy grande demanda y cuando un hospital crece en el aspecto asistencial también necesita de una infraestructura acorde”, precisó el máster en arquitectura hospitalaria.

Uno de los aspectos más básicos para organizar la funcionalidad de cada espacio es que el público en general desde hoy sólo podrá acceder por calle Bolívar; en tanto que el área técnica como así los pacientes de Emergencias ingresan por calle Córdoba.

Obras

Respecto a la primera etapa de obras, Vartan Nakaschian precisó: “Se organizó el sector de Diagnóstico por Imágenes en la planta baja, esos trabajos se vienen realizando desde el 2016. Primero, hicimos un sector de resonancia (adaptado para los dos últimos resonadores de última generación) y en base a eso comenzamos a hacer crecer todas las salas de médicos e informes y todo lo que tiene que ver con el funcionamiento del servicio; una vez terminado, se incorporaron nuevos equipos para la parte de Tomografía y ahora crecimos con la edificación de toda una línea dedicada al sector de Ecografía, que cuenta con ocho boxes definidos. Quedando así la máquina diagnóstica, de toda la institución, en la planta baja”.

Ante esa reforma integral, si bien ya se presentó el servicio de Diagnóstico por Imágenes el año pasado, hoy se realizará la inauguración del mencionado servicio de Ecografía como también de la renovada área de Emergencias y se presentará además los dos equipos de cámara gamma, entre otros. Cabe destacar que en el mismo edificio, conviven la construcción inicial (que fue puesta a punto) con la nueva.

Inauguración

El ala de Emergencias, que se presentará formalmente hoy, duplicó su capacidad asistencial ya que pasó de tener 400 metros cuadrados a unos 980, aproximadamente. “La obra fue bastante compleja porque los trabajos edilicios se realizaron con el servicio en pleno funcionamiento, lo cual redujo la capacidad operativa, pero no así la voluntad de todos los que trabajan. Realmente, pusieron todo el esfuerzo para buscar alternativas a fin de brindar calidad en la atención, por lo cual se desplegó un trabajo de enroque bastante importante. Tuvimos mucha colaboración por parte del servicio de Emergencias, que nos permitió llegar al resultado final que tenemos hoy. Uno de los enroques que tuvimos que hacer fue sacar la cafetería (que estaba dentro del sector de Emergencias) y ponerla en el patio”, señaló Antonio Vartan Nakaschian.

Actualmente, Emergencias cuenta con entrada para hasta cuatro ambulancias y, además de haber un mayor espacio, posee un nuevo circuito para atender al paciente acorde a su patología. “El que viene en ambulancia o ingresa por una emergencia, dependiendo de la complejidad, es derivado a un especialista encargado de resolver la necesidad médica”, indicó el referente en arquitectura.

Concretamente, el sector cuenta con un área destinada a boxes de electrocardiograma, sala de observación, internación de urgencia y un shock room (para pacientes críticos que requieran de diagnóstico). Dichos espacios se inaugurarán hoy.

Además, se presentará el renovado servicio de ecografía y en el departamento de Medicina Nuclear, nuevos equipos de cámara Gamma (de última generación) como también un tomógrafo y mamógrafo digital.

La incorporación de nuevas tecnologías requiere, además, del acompañamiento arquitectónico. En esta línea, el jefe de mantenimiento edilicio del Cardiológico que destacó: “Los equipos de alta tecnología conllevan una infraestructura bastante importante. Por ejemplo, el sistema de cámara Gamma, que incorpora un equipo de tomografía, necesita de un blindaje de plomo en las paredes por la radiación”.

Capacitación y residencia

El jefe del área de mantenimiento edilicio manifestó que el plan de crecimiento se pudo desarrollar gracias a la conformación de una residencia en arquitectura hospitalaria, como también en base a la capacitación constante (de hecho, se especializaron en Europa y tomaron cursos especiales en diversas temáticas hospitalarias). “La salud cambió y cada vez se va sumando más complejidad, ya que antes se hacía un hospital para que durara 50 años, pero hoy, por el avance de la tecnología, un centro de salud cambia cada 5 años. Esa necesidad constante de cambio hace que el mantenimiento no consista sólo en pintar o cambiar un foco, sino que se hable de estrategias de crecimiento, de planificación de organización y de gestión humana de los equipos que están interviniendo. Eso es mucho más complejo y es un trabajo totalmente interdisciplinario”, expresó el especialista.

Dicho esto, resaltó el apoyo de la Fundación y el Instituto. “Nos capacitamos en España, fue un trabajo muy a conciencia con mucho apoyo tanto de la Fundación como del Instituto. Recibimos mucha capacitación y convocamos a las mejores empresas. En síntesis, tuvimos libertad absoluta para aplicar la nueva tecnología en salud para brindar el mejor servicio y tener el mejor cuidado”, destacó el arquitecto.

De hecho, el Instituto de Cardiología cuenta con un servicio especializado en mantenimiento y, además, trabaja con un equipo de residentes que constantemente recibe capacitación.

“Para mejorar la planificación, lo que se hizo fue armar la residencia de arquitectura hospitalaria dentro de la institución. Un proyecto que se venía estudiando desde la dirección de la institución junto con el departamento de Docencia, con el aval de la Universidad Nacional del Nordeste”, explicó Vartan Nakaschian.

En 2017 fue la primera convocatoria a residentes, que ingresan al hospital con el mismo régimen de los de la residencia médica. En tanto, destacan que próximamente se abrirá una nueva convocatoria.

Por todo esto, el experto sintetizó que el Instituto de Cardiología se adapta a los estándares de calidad sanitaria internacional.