La Prefectura incauta 100 kilos de marihuana en dos operativos en Ituzaingó

La Prefectura Naval Argentina incautó dos cargamentos de marihuana en la provincia de Corrientes, donde el despliegue y la inteligencia criminal se multiplicaron desde el llamado “Operativo Sapucay”, en marzo de 2017.

En primer término, una patrulla de la Prefectura obtuvo información acerca del “enfriamiento” de droga en la localidad de Ituzaingó. Esta metodología consiste en esconder el estupefaciente en terrenos con mucha vegetación y difícil acceso, hasta que otros miembros de las redes criminales lo retiran y se encargan de su distribución.
Frente a ello, se puso en marcha la operación “Freezer Verde”, siguiendo el protocolo de actuación diseñado en el marco del Operativo Conjunto Abierto de Frontera (OCAF), que coordina el subsecretario de Control y Vigilancia de Fronteras, Matías Lobos.

Los ladrillos habían sido acondicionados en un sector de la isla Apipé Chico. El personal de la Prefectura Naval, que comanda Eduardo Scarzello, se dirigió hacia el lugar y halló, a la altura del kilómetro 1443 del río Paraná, 110 panes de marihuana. Valuados en casi 3,5 millones de pesos, se contabilizaron 88,900 kilos. Intervino en el secuestro la Fiscalía Federal Nº 1 de Flavio Ferrini.
En segundo lugar, la Prefectura emplazó un dispositivo de seguridad en el barrio Itatí y frenaron la marcha de un automóvil sospechoso. Con la asistencia de Tyson, un perro especialmente entrenado para la detección de sustancias ilegales, se encontró un cargamento de droga que había sido distribuido en distintas partes del vehículo.
La “Operación Tyson” permitió detener al narco conductor, quien muy nervioso reconoció la maniobra ilegal. Trasladaba 12,72 kilos de marihuana, cuyo valor asciende al medio millón de pesos. Todo el procedimiento se llevó a cabo a instancias del Juzgado Federal de Primera Instancia Nº 1, que ordenó el arresto del involucrado y el decomiso del estupefaciente, el vehículo y toda documentación que pueda resultar de interés para la causa.
Fuente: La Republica