La nueva cárcel representa “un cambio de paradigma” en la política penitenciaria, dijo López Desimoni

El ministro de Seguridad consideró que la UP que se construye en San Cayetano “es un modelo en infraestructura” y “un nuevo abordaje” sobre las condiciones carcelarias.

La actual Unidad Penal Nº 1 de Corrientes:
El ministro de Seguridad de la Provincia, Juan José López Desimoni, dijo que la nueva Unidad Penal Nº 1, cuyo inicio fue anunciado este lunes por el gobernador Gustavo Valdés, representa “un cambio de paradigma de la política relacionada con el tratamiento de los reclusos”, en cumplimiento de “todos los tratados internacionales de derechos humanos”.
“Es un modelo a seguir en su infraestructura, que a su vez representa un nuevo abordaje del tema de los internos, más humano y más digno, que les permitirá salir del círculo vicioso del delito”, destacó. El ministro detalló que el diseño de la nueva cárcel en San Cayetano, que reemplazará al histórico edificio emplazado hace 100 años en la bajada del puente General Belgrano, “es abierto tipo campus, sin pabellones comunitarios y con celdas que albergarán solo a dos reclusos. Algunas de ellas contarán con el equipamiento para internos con discapacidades motrices”.

“Esto que ponemos en marcha hoy es algo que, por sus características, representan una idea de gobierno, que implementará programas a través de los que los reclusos adquirirán pautas de conducta y herramientas para su reinserción en la sociedad”, comentó.
La UP Nº 1, que se ubica a pocos metros del puente General Belgrano, fue diseñada por el arquitecto Juan Coll, quien también hizo el proyecto de la actual Casa de Gobierno, a mediados del siglo XIX y su construcción data del año 1888. El nuevo edificio de la UP se construye en San Cayetano, en un predio de 20 hectáreas. Tendrá capacidad para 720 personas y contará con todos los servicios de los establecimientos penitenciarios modernos.
Las celdas serán para dos personas, habrá lugares específicos para personas con discapacidades y contará con módulos por tipo de delito, conducta y condición de pena. De esta manera, se respetarán los tratados de derechos humanos y las exigencias del diseño y vigilancia de los edificios penitenciarios federales.
La cárcel de San Cayetano será del tipo campus y contará con equipamiento de salud, aulas, biblioteca, cocina industrial, espacios religiosos y de recreación, de deportes y talleres y huertas.