El presidente calificó de “triste” y “frustrante” los episodios del fin de semana, cuando se iba a jugar la final por la Copa

Macri habló sobre los incidentes en el River-Boca: cuestionó a la Justicia y apuntó contra los barrabravas

El presidente Mauricio Macri apuntó este lunes contra la Justicia al analizar los incidentes que obligaron a suspender la segunda final de la Copa Libertadores entre River y Boca, en el Monumental, y adelantó el llamado a sesiones extraordinarias en el Congreso para tratar, entre otros temas, un proyecto que endurece las penas contra los barrabravas.
“Es triste, frustrante. Trabajo hace muchos años para ayudar a poner a la Argentina en otro lugar. Y lo que pasó este fin de semana no contribuye en nada a todo este esfuerzo que estamos haciendo. ¿Cómo puede ser que esas personas estén libres a las horas? ¡No lo entiendo! En nombre de todos los argentinos, no lo entiendo. Lo mismo pasó con lo del Congreso, cuando vimos ese destrozo masivo”, cuestionó Macri, que, fuera de lo previsto, apareció cuando los ministros de Justicia, Germán Garavano, y de Transporte, Guillermo Dietrich, iban a ser los encargados del contacto habitual con la prensa en la Casa Rosada luego de la reunión de Gabinete.

“La única sociedad posible es en la que rige la ley y donde todos somos iguales”, dijo el presidente y apuntó contra “una parte de la dirigencia que apaña estas conductas”, y dijo que “claramente esto no es aceptable”.
Sin hacer referencias concretas a las responsabilidades políticas, Macri sostuvo que “más allá de los operativos policiales, no puedo resignarme a que haya que militarizar toda la zona, toda la ciudad” ante un evento como el superclásico.

Luego del presidente, apareció la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien hasta el momento no había hecho manifestaciones públicas sobre los hechos del sábado en el Monumental, cuando apedrearon el ómnibus que trasladaba al plantel de Boca al estadio para jugar la final de la Copa Libertadores.
Bullrich negó que hubiera existido una interna policial y una zona liberada para permitir la actuación de los violentos y afirmó: “Los responsables son los que tiraron las piedras”.
La ministra explicó que la iniciativa que el Congreso tratará en sesiones extraordinarias “tipifica como delitos penales y no como contravenciones todas las conductas violentas que se realizan durante un evento deportivo”.
El proyecto que se tratará en el Congreso fue presentado por el Poder Ejecutivo en agosto de 2016, aunque desde la Casa Rosada adelantaron que harán algunas modificaciones.