El NEA, entre las regiones con las estadísticas más altas de trabajo infantil.

En el Nordeste, más de 49 mil niños y niñas de 5 a 15 años trabaja para el mercado laboral. Afecta al 5,8 por ciento de la población infantil en la región, siendo la cifra más alta del país. Al menos un tercio declara sentir frío, calor y cansancio.

El 13 por ciento de la población infantil en el Nordeste argentino trabaja. Este es uno de los números más altos de la región. Más de 100 mil niños, niñas y adolescentes que viven en el NEA, realizan al menos una actividad productiva, más de 49 mil, lo hacen en el mercado.
La Encuesta de Actividades de Niños, Niñas y Adolescentes, publicada esta semana por el Indec, revela un dato alarmante: en Argentina hay niños y niñas que trabajan. El NEA es una de las regiones que más altos índices registra y esto se traduce no sólo en la pérdida de la infancia, del derecho a crecer como un niño feliz, sino también, se vulnera la salud y la educación de los chicos.

La encuesta fue realizada por el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social (ahora Secretaría de Trabajo de la Nación), a través de la Dirección General de Estudios Macroeconómicos y Estadísticas Laborales, conjuntamente con el Indec. La medición incluyó los años 2016 y 2017. Son los datos más actualizados que brindan una radiografía sobre la realidad del trabajo infantil.
Algunos resultados del trabajo revelan que “en el total del país, el 10 por ciento de los niños y niñas de 5 a 15 años realizan al menos una actividad productiva, con mayor incidencia en las áreas rurales (19,8 por ciento), y en las regiones del NOA y el NEA (13,6 por ciento y 13,1 por ciento, respectivamente)”.
El informe también señala que “la actividad productiva se intensifica entre los adolescentes de 16 y 17 años: el 31,9 por ciento del total del país realiza al menos una labor, mientras que en las áreas rurales lo hacen el 43,5 por ciento. Al igual que lo que ocurre con los más chicos, son las regiones de NOA y NEA donde la incidencia del trabajo productivo es mayor entre los adolescentes (36,8 por ciento y 33,4 por ciento, respectivamente)”.
Teniendo en cuenta estos conceptos, es posible señalar que en el NEA hay más de 840 mil niños y niñas de 5 a 15 años, de los cuales, más de 49 mil realiza alguna actividad para el mercado, esto equivale al 5,8 por ciento del total de la población infantil y se trata de la incidencia más alta del país. Lo sigue el NOA, con el 5,3 por ciento; Cuyo, con el 4,3 por ciento; Pampeana, con el 3,3 por ciento; el Gran Buenos Aires, con el 3,1 por ciento y la Patagonia, con el 1,9 por ciento.

En el Nordeste, más de 29 mil chicos realizan actividades para el autoconsumo, mayoritariamente en zonas rurales. Esto representa el 3,5 por ciento de la población de niños y niñas de 5 a 15 años.
En tanto, más de 52 mil realizan actividades domésticas intensivas, afectando al 6,2 por ciento del total. Se trata de quienes efectúan la limpieza de los hogares, cocina, arreglos en la propia casa, cuidado de hermanos u otras personas de la familia, con una dedicación horaria de 10 horas o más por semana, para los niños y niñas de 5 a 15 años, y de 15 horas o más, para los adolescentes de 16 y 17 años.
Teniendo en cuenta las tres actividades anteriormente descriptas, en el NEA más de 109 mil niños, niñas y adolescentes realizan al menos una actividad productiva. Esto afecta al 13,1 por ciento de la población total infantil.
Fuente: El Litoral.