Abuso sexual: escándalo por la denuncia de una docente a colega.

La educadora expuso nueve hojas, con una treintena de testimonios de alumnas de 12,13 y 14 años, que apuntaron contra el hombre.

Ayer se co­no­ció una tre­men­da de­nun­cia, pre­sen­ta­da dí­as atrás an­te la Po­li­cí­a, en la que se acu­sa a un do­cen­te ca­pi­ta­li­no de te­ner con­duc­tas im­pro­pias con sus alum­nas, ado­les­cen­tes en­tre de 12,13 y 14 años. Ma­no­se­os y aco­so, se­rí­an al­gu­nas de las ac­ti­tu­des que el edu­ca­dor ha­bría te­ni­do con las in­fan­tes y las cua­les es­tán sien­do ana­li­za­das, pa­ra de­ter­mi­nar si se en­cua­dran den­tro del de­li­to de abu­so se­xual.
La de­nun­cia fue pre­sen­ta­da el miér­co­les, an­te la Di­vi­sión de De­li­tos con­tra la In­te­gri­dad Se­xual, por una do­cen­te que tra­ba­ja en la mis­ma ins­ti­tu­ción que el pro­fe­sor acu­sa­do.
Di­cha edu­ca­do­ra in­for­mó que es­tá sien­do acom­pa­ña­da por un equi­po de la Di­rec­ción de Ser­vi­cios Edu­ca­ti­vos de Pre­ven­ción y Apo­yo (DI­SE­PA) del Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción.
El or­ga­nis­mo la­bró una se­rie de ac­tas lue­go de to­mar co­no­ci­mien­to de los tes­ti­mo­nios, que la do­cen­te de­nun­cian­te di­jo que re­co­lec­tó de una trein­te­na de me­no­res que ha­brí­an se­ña­la­do que el do­cen­te tu­vo con­duc­tas que, de ser cier­tas, son re­al­men­te abe­rran­tes.

“A­pa­ren­te­men­te va­rias alum­nas se que­ja­ron de un pro­fe­sor por­que su­pues­ta­men­te le mi­ra­ba las pier­nas, en­tre otras co­sas, por lo que se es­tá por am­pliar la in­ves­ti­ga­ción ya que de­ben lle­var­se una se­rie de di­li­gen­cias” se in­di­có de ma­ne­ra es­cue­ta, da­da la sen­si­bi­li­dad del ca­so, por lo que no se de­ta­lló de­ma­sia­do la de­nun­cia.
En­tre las ac­ti­tu­des des­crip­tas a es­te me­dio por las fuen­tes in­ves­ti­ga­ti­vas, no se men­cio­nó que se ha­ya di­cho que el pro­fe­sor to­có la pier­na de una ni­ña, o el cor­pi­ño, co­mo tras­cen­dió pú­bli­ca­men­te en la pren­sa.
En cam­bio, si se in­di­có que se lle­va­rá ade­lan­te una ta­rea pa­ra re­co­lec­tar tes­ti­mo­nia­les: por un la­do, se ve­rá si la do­cen­te quie­re am­pliar su de­nun­cia mien­tras que por otro, se bus­ca­rá re­co­lec­tar el re­la­to de las alum­nas, lo cual se­ría una ta­rea di­fí­cil por el he­cho que se tra­ta de me­no­res y de­man­da la in­ter­ven­ción del Juz­ga­do de Fa­mi­lia, de los pa­dres, en­tre otros pa­sos que la Ley exi­ge pa­ra po­der to­mar con­tac­to con una in­fan­te.
Tam­bién se in­ten­ta­rá re­ca­bar el tes­ti­mo­nio de otros do­cen­tes. Por otro la­do, se sos­tu­vo que por el te­ma aún no se re­ci­bió de­nun­cia de al­gún tu­tor.

De­te­ni­do
Asi­mis­mo ayer, en la ciu­dad de Cu­ru­zú Cua­tiá, tras­cen­dió la de­ten­ción de un hom­bre ma­yor, quien es­tá sos­pe­cha­do de abu­so se­xual con­tra una me­nor. El su­je­to se en­cuen­tra alo­ja­do en la co­mi­sa­ría de la Mu­jer y el Me­nor.
Fuente: Diario Epoca.