Aberrante caso de abuso a dos hermanas menores de 12 y 16 años

Un sujeto de 42 años está preso, identificado como pareja de la adolescente, es presunto autor del hecho. La pequeña también es sometida por otro varón de 40.

En el Pa­ra­je Pun­ta Gran­de, de­par­ta­men­to de Mbu­ru­cu­yá, fue de­te­ni­do un hom­bre de 42 años, acu­sa­do de la vio­la­ción a una ni­ña de 12, in­clu­si­ve con el pre­sun­to co­no­ci­mien­to de la ma­má de la víc­ti­ma.
Pe­ro el he­cho tie­ne ri­be­tes mu­cho más sor­pren­den­tes. La me­nor, quien en al me­nos dos oca­sio­nes se fu­gó de su ho­gar, an­te la re­pe­ti­ción de los su­pues­tos abu­sos se­xua­les, se vin­cu­ló en una alie­nan­te re­la­ción con un hom­bre de 40 años, a quien men­cio­nó co­mo “su no­vio”.
A pe­sar de que ella di­jo con­sen­tir es­ta úl­ti­ma re­la­ción, las au­to­ri­da­des to­ma­ron car­tas en el asun­to y ese adul­to (ya iden­ti­fi­ca­do) se­ría im­pu­ta­do tam­bién por el de­li­to de pre­sun­to apro­ve­cha­mien­to de la in­ma­du­rez de la ni­ña y abu­so se­xual, aun­que per­ma­ne­ce en li­ber­tad.
De acuer­do a in­for­ma­ción co­no­ci­da, el sá­ba­do 13 de oc­tu­bre es­ta his­to­ria co­men­zó a de­ve­lar­se con de­ta­lles es­ca­bro­sos.
La me­nor ha­bría di­cho que la pa­re­ja de su her­ma­na (u­na chi­ca de 16 años) la vio­ló en más de una opor­tu­ni­dad. Y tan­to esa ado­les­cen­te co­mo su ma­dre lo sa­brí­an.

La ver­sión de se­me­jan­te epi­so­dio, en­ton­ces, co­rrió co­mo un re­gue­ro de pól­vo­ra en la pe­que­ña co­mu­ni­dad. Has­ta que lle­gó a oí­dos de au­to­ri­da­des mu­ni­ci­pa­les y po­li­cia­les de la lo­ca­li­dad de Pal­mar Gran­de, la cual si bien no tie­ne ju­ris­dic­ción en Pun­ta Gran­de es ge­o­grá­fi­ca­men­te la más cer­ca­na.
Con par­ti­ci­pa­ción de la Se­cre­ta­ría de la Sa­lud, Ado­les­cen­cia y Fa­mi­lia del mu­ni­ci­pio lo­cal, co­men­za­ron a in­da­gar has­ta dar con la ni­ña y ob­te­ner, de pri­me­ra ma­no, su re­la­to.
Des­pués de con­fir­mar la exis­ten­cia, o la cla­ra pre­sun­ción, de un de­li­to de so­me­ti­mien­to se­xual, su­ma­do a la “ex­tra­ña” re­la­ción amo­ro­sa de la me­nor, in­ter­vi­no en­ton­ces la Di­vi­sión de De­li­tos Con­tra la In­te­gri­dad Se­xual, de­pen­den­cia con asien­to en la ciu­dad de Co­rrien­tes.
La re­co­lec­ción de tes­ti­mo­nios, exá­me­nes mé­di­cos, es­tu­dios psi­co­ló­gi­cos se­rí­an con­tun­den­tes. Exis­tie­ron las vio­la­cio­nes des­de lar­ga da­ta.
La pes­qui­sa que ha­bí­an ini­cia­do de ofi­cio, su­ma­do al in­te­rés de los fun­cio­na­rios mu­ni­ci­pa­les en bus­car es­cla­re­ci­mien­to del he­cho, con­du­je­ron a que, el miér­co­les 17 de oc­tu­bre, la Po­li­cía re­a­li­za­ra la de­ten­ción del cu­ña­do de la ne­na, iden­ti­fi­ca­do co­mo Cel­so D., do­mi­ci­lia­do en la lo­ca­li­dad de Caá Ca­tí.

En­ce­rra­do
Es­te su­je­to fue sor­pren­di­do y no tu­vo tiem­po si­quie­ra a re­sis­tir­se al pro­ce­di­mien­to. Lo su­bie­ron a un pa­tru­lle­ro y al fi­nal que­dó de­te­ni­do en la co­mi­sa­ría de Mbu­ru­cu­yá, a la es­pe­ra de los pa­sos le­ga­les so­bre su si­tua­ción.
En tan­to, la ni­ña ha si­do con­te­ni­da y sa­ca­da de su do­mi­ci­lio, pa­ra pre­ser­var­la de un am­bien­te en el que la vio­len­cia, en­tre ellos los ac­tos de abu­sos, se­rí­an una cons­tan­te.
Has­ta ayer per­ma­ne­cía con una tu­te­la pro­vi­so­ria, mien­tras la Jus­ti­cia de­ci­de acer­ca de su fu­tu­ro.
Va­rias per­so­nas de­be­rán dar ex­pli­ca­cio­nes a las au­to­ri­da­des ju­di­cia­les.
En­tre ellas la ma­dre y la her­ma­na de la ne­na, ade­más del hom­bre de 40 años a quien la me­nor, se­gún ha­bría des­li­za­do, era su “no­vio”.

Fuente: Diario Epoca