"Vi como una bola fuego, algo que se desprendió y cayó"

Un fenómeno astronómico atravesó el cielo y sacudió al norte de Corrientes y sur de Misiones la noche del domingo, cerca de las 21.

Una luz radiante acompañada de un fuerte estruendo dejaron a los lugareños en un estado de asombro del que aún no logran salir. Según los especialistas en astronomía, se trató de un meteorito, es decir, la caída de un cuerpo celeste sobre la superficie terrestre.
El impacto tuvo eco en las ciudades de Posadas, Concepción de la Sierra, Cerro Azul y Apóstoles, y en la ciudad correntina de Gobernador Virasoro.
Rápidamente se viralizaron imágenes y videos en las redes sociales y los comentarios entre los usuarios no tardaron en llegar. “Más o menos a las 9 de la noche venía caminando por la plaza y vi como una bola fuego, algo que se desprendió y cayó. Al ratito se escuchó el estruendo, yo pensé que iba a llover. Mis hijos estaban jugando a la pelota y se asustaron porque sacudió todo”, dijo Hugo Draganczuk, vecino de Concepción, a El Territorio, que viajó a consultar a los lugareños sobre el fenómeno y cómo lo vivieron.
Asimismo, Josefa Fochesatto, de 87 años, comentó que se encontraba con la persona que la cuida y de un momento al otro sintieron cómo el piso tembló; entonces se quedaron quietas, bastante asustadas. “Fue cuestión de segundos, yo pensaba ‘¡Dios mío!, ¿qué será esto?’”, recordó.
En tanto, María Rodríguez, su cuidadora, especificó: “Me tapé los ojos, no quise ver. Pensé que se había caído una pared, o el techo y después no pasó más nada”. Según consignaron la mayoría de las personas que fueron testigos de la caída del cuerpo solar, pensaron que proseguía una tormenta, pero el asombro se agigantó cuando la noche siguió estrellada, como si nada hubiera pasado.

El susto mayor se lo llevó Elsa Dumañski, quien volvía manejando desde Azara y de repente vio el cielo iluminarse, “como si fuera de día”. “Apuré la camioneta y me vine para acá. Llegué a mi casa y estaba todo estrellado, la noche estaba linda, así que no entendía nada, fue cuestión de diez segundos”, aseguró.
La conmoción se apoderó del pueblo y los vecinos salieron confundidos a las veredas para corroborar que no habían sido los únicos en presenciar semejante hecho.
“Mami, explotó un avión”, dijo un niño entre el susto y la fascinación por el destello. Algunos, incluso, confesaron haber pensado en una explosión de garrafas de gas o algo similar a un bombardeo. Hasta el momento, los expertos afirman que se trató de un meteorito.