Corrientes presente en el 1º Congreso Internacional de Cooperativismo Agroindustrial

Miembros del Consejo de Administración de la Federación de Cooperativas de Corrientes participaron del Iº Congreso Internacional de Cooperativismo Agroindustrial.

La Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro)se organizó en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En el Salón San Martín de la Bolsa de Cereales, referentes del sector tanto de Argentina como de países invitados dieron el marco adecuado para que se muestren la actualidad y el potencial del cooperativismo agroindustrial.
El movimiento cooperativo correntino, de la mano de la Cooperativa Agrícola de Colonia Liebig, tuvo especial protagonismo en el panel de casos exitosos que se registran el país. Gustavo Quatrín expuso ante el numeroso auditorio sobre la producción y procesamiento de la yerba mate perteneciente a esa empresa de la economía solidaria. Orlando Stvass, presidente de Fedecoop, encabezó la delegación de Fedecoop asistente a la jornada.
Junto al secretario Nicolás Carlino, forma parte del Consejo de Administración de Coninagro, en representación de la entidad provincial. Unos 500 asistentes tuvo este I Congreso Internacional, provenientes de distintas provincias argentinas y de otros países, como Brasil, España, Uruguay, Chile, República Checa y Francia, entre otros.
Sus exitosas experiencias se presentaron a lo largo de tres bloques expositores. En la apertura, acompañado por el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, el presidente de Coninagro, Carlos Iannizzotto, dio la bienvenida con un contundente discurso que abordó la realidad nacional y reclamó una base tributaria más justa, una Ley de Semillas y un "Procrear” rural para incentivar el arraigo en el campo. “No hay lugar para más impuestos, señores del Gobierno.
"El crédito en Argentina es sólo el 14% del PBI, y de ese porcentaje, para el campo es sólo el 1,4%", se quejó, para después indicar que “en el año 2017 las producciones regionales aportaron casi el 10% al PBI, generaron exportaciones por un valor de 36.600 millones de dólares, pagaron al fisco 243.000 millones de pesos y se prevé para el 2019 que ese monto será más del doble y generen, más empleo directo e indirecto”.
"Es hora de pensar en un país agroindustrial desde las economías sociales", exhortó Iannizzotto. "Las economías regionales no la están pasando bien. De 18, 12 están en crisis, como el tabaco correntino y los tamberos", ejemplificó. Por último, lanzó el desafío que mereció el aplauso cerrado del auditorio: “hay que animarse a crear un plan Procrear rural. Para afianzar el arraigo es necesario construir más viviendas rurales"