Bautizaron a los cachorritos yaguaretés como Mbareté y Aramí

“Bravo” y “Cielito” son los nombres guaraníes que más de seis mil personas eligieron a través de sus votos para los dos pequeños felinos correntinos

Kristine Tompkins, ahora como embajadora de Medio Ambiente de la ONU, participó del acto junto a Valdés. Na­cie­ron en ju­nio, y tras una cam­pa­ña -­que pron­to se con­vir­tió en in­ter­na­cio­nal y a la cual se su­ma­ron fi­gu­ras co­mo las de Le­o­na­dro Di Caprio-­fueron mi­les las per­so­nas que par­ti­ci­pa­ron de la elec­ción de los nom­bres.
En un ac­to que tu­vo más bien ca­rac­te­rís­ti­cas de fies­ta, el go­ber­na­dor de Co­rrien­tes, Gus­ta­vo Val­dés, jun­to a la prin­ci­pal re­fe­ren­te de la fun­da­ción Con­ser­va­tion Land Trust, Kris­ti­ne Tomp­kins, fue­ron los en­car­ga­dos de ha­cer el anun­cio de lo que la viu­da de Dou­glas Tomp­kis ca­li­fi­có co­mo “un sue­ño” y el “fru­to de más de 20 años de tra­ba­jo, que son só­lo los dos pri­me­ros ca­pí­tu­los de una his­to­ria que tie­ne to­da­vía mu­cho más por con­tar”.
Tras la an­sia­da no­ti­cia del na­ci­mien­to de dos ca­cho­rros de ya­gua­re­té (un ma­cho y una hem­bra) el pa­sa­do 6 de ju­nio, co­men­za­ron ac­ti­vi­da­des en es­cue­las co­rren­ti­nas pa­ra ele­gir sus nom­bres.
En una pri­me­ra ins­tan­cia, los ele­gi­dos pa­ra cum­plir con es­ta ta­rea fue­ron los fu­tu­ros guar­dia­nes de es­ta es­pe­cie: la nue­va ge­ne­ra­ción de co­rren­ti­nos que vi­ve en los al­re­de­do­res del Par­que Ibe­rá. Así, en las es­cue­las de va­rios de los mu­ni­ci­pios cir­cun­dan­tes a los Es­te­ros, se ins­ta­la­ron bu­zo­nes pa­ra que los alum­nos de ca­da co­mu­ni­dad pu­die­ran de­po­si­tar su pro­pues­ta pa­ra nom­brar a los dos pe­que­ños fe­li­nos. La mi­sión es­tu­vo a car­go de los es­tu­dian­tes de cuar­to gra­do de las lo­ca­li­da­des ve­ci­nas al Ibe­rá: más de 200 ni­ños y ni­ñas de San Mi­guel, Con­cep­ción, Lo­re­to, Itu­zain­gó, Pe­lle­gri­ni y los pa­ra­jes Uguay, Mboy Cuá y Cam­ba Tra­po dis­fru­ta­ron con gran aten­ción de los vi­de­os del na­ci­mien­to de los ca­cho­rros y de sus pri­me­ras se­ma­nas de vi­da jun­to a su ma­dre Ta­nia, acom­pa­ña­dos con char­las so­bre el pro­yec­to y so­bre la bio­lo­gía de es­ta es­pe­cie a car­go del equi­po pro­fe­sio­nal de CLT.
Ins­pi­ra­dos en las imá­ge­nes, los chi­cos plas­ma­ron sus vo­tos en di­bu­jos de los fe­li­nos, con los nom­bres que eli­gie­ron pa­ra ellos, que son pa­la­bras en la len­gua de su tie­rra, el gua­ra­ní, y ha­cen re­fe­ren­cia a al­gún sig­ni­fi­ca­do re­la­ti­vo al pai­sa­je y a los ani­ma­les, co­mo Ivoty (flor), Mba­re­té (fuer­te, bra­vo), Araí (nu­be), Ñarõ (fe­roz), Sãso (li­bre), Ara­mí (cie­li­to),en­tre otros.
Mba­re­té -­ fuer­te -­ y Ara­mí -­cielito -­ se­rá co­mo des­de aho­ra se lla­ma­rán los he­re­de­ros de una lar­ga lu­cha por rein­tro­du­cir una es­pe­cie ex­tin­ta por más de 60 años en sue­lo co­rren­ti­no; que na­cie­ron del fru­to de mi­les de vo­lun­ta­des, pe­ro en par­ti­cu­lar, a par­tir del fuer­te im­pul­so por la con­ser­va­ción que im­pri­mió la fun­da­ción CLT (Con­ser­va­tion Land Trust) que aho­ra se en­ca­mi­na a cons­ti­tuir en sue­lo pro­vin­cial un Par­que Na­cio­nal Ibe­rá.